Buscar
  • Benziger

3 claves para alcanzar tus metas y objetivos profesionales

Antes de empezar tenemos que hacernos una pregunta: ¿Qué nos apasiona? Tenemos que tomarnos unos minutos para pensar en la respuesta, y a partir de ella comenzar a construir nuestras metas.

Una meta es el punto final de algo que nos hemos propuesto conseguir, ¿cómo llegar hasta ese punto? centrándonos en todas esas acciones que podemos ir realizando, marcándonos objetivos a corto plazo, que sean realistas y desafiantes, que nos permitan ir avanzando poco a poco, con esfuerzo y constancia, hasta la meta.

Existen tres puntos importantes que suman a la hora de conseguir afrontar y poder alcanzar las metas marcadas: la actitud de una persona, el esfuerzo que le pone y lo que persevera en conseguirlo.


Actitud


Se puede definir la actitud como el comportamiento de un individuo ante una situación de la vida. Existen dos formas de enfrentar la vida:

Actitud positiva: permite observar los beneficios que obtenemos de la situación que estamos viviendo, es decir, de una forma sana, positiva y efectiva.

Actitud negativa: al contrario que la anterior, no permite al individuo sacar ningún provecho de la situación que estamos atravesando. La persona tiene sentimientos de frustración y por lo tanto es muy difícil alcanzar las metas marcadas.


V = (C + H) × A


Donde “C” son los conocimientos que vamos obteniendo durante nuestra vida, “H” es la habilidad que se desarrolla con el tiempo y la experiencia y “A” es la actitud. Lo importante de esta fórmula es que los conocimientos y las habilidades suman pero la actitud multiplica.

Al final lo que cuenta en la vida es nuestra manera de ser, la actitud que le ponemos a las cosas. Si le pones ganas para conseguir tus metas, levantándote tras cada caída, acabaras consiguiendo lo que te propones. Tú decides que actitud quieres tomar ante la vida.


Esfuerzo


Se puede definir el esfuerzo como la energía que aplicamos en la consecución de nuestro objetivo, superando los problemas y obstáculos que encontramos en el camino.

Ante un momento complicado de la vida hay dos opciones: la primera es resignarte, conformarte y tirar la toalla. La segunda opción es luchar para vivir con ilusión, con alegría.

Hay que ser constante, no siempre la vida nos pondrá situaciones fáciles, pero hay que luchar por ello y mantener el ánimo, ya que no se sabe en qué momento las cosas van a cambiar.

En este punto podemos introducir el concepto resiliencia, “es un término psicológico que explica la capacidad de las personas para soportar las adversidades y afrontar de manera efectiva situaciones de estrés, ansiedad y duelo, asimilando los errores y considerándolos motores del cambio y la transformación. La resiliencia es fundamental para adaptarse de manera eficiente e inteligente a los cambios y sobrellevar las situaciones de incertidumbre”.

Cuando te encuentres con un problema, con una de tantas piedras que hay en el camino, utilízala a tu favor, aprende de ella, de cada error, todas esas enseñanzas te pueden ayudar en el futuro.


Perseverancia


Tenemos que ser perseverantes, ser conscientes de que no siempre esas metas van a ser fáciles de conseguir, tenemos que ser capaces de parar y recapacitar. Por ello cuando tengamos esa sensación de no estar logrando lo que queremos, tenemos que pararnos y ver qué está pasando en nuestra vida, cuáles de esos objetivos hemos logrado conseguir, cuales no y por qué.

En este punto, cuando los ánimos estén cayendo, podemos hacer un ejercicio de reflexión, cómo tenemos que ser o qué debemos hacer para conseguir esa meta. Un ejemplo del ámbito laboral puede ser si quiero alcanzar un puesto con mayor responsabilidad, a lo mejor tengo que formarme más en algún tema o tengo que mejorar mis habilidades sociales.

En conclusión, una vez tengamos estos puntos controlados, donde nuestra actitud multiplique, nuestro esfuerzo luche por conseguir nuestros objetivos y seamos perseverantes podremos triunfar en lo que nos propongamos.

El sentimiento que obtenemos cuando logramos un objetivo por el que hemos trabajado tanto es la felicidad. Tenemos que estar orgullosos de lo que hemos logrado, por haber superado cada obstáculo y por cada piedra que se nos ha puesto en el camino, y por todo el aprendizaje que hemos conseguido de cada una de ellas, porque hay que luchar por nuestras metas y más aun por ser felices.


Fuente: https://blogs.imf-formacion.com/blog/recursos-humanos/actualidad/claves-para-alcanzar-metas-profesionales/




0 vistas0 comentarios

Nuestras herramientas fueron diseñadas para la obtención de datos contundentes y relevantes, que luego son procesados en nuestro modelo e interpretados por profesionales de gran experiencia en gestión del talento.

Interpretamos
datos de personas
en 34 países

cubo flecha.png

.01

lineas blancas.png