Buscar
  • Benziger

Orientar a los estudiantes influye en su éxito laboral

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) asegura que la inversión en orientación profesional ayuda a los alumnos a reflexionar sobre sus expectativas, intereses, cualificaciones, competencias y talentos, y a tomar decisiones acertadas sobre su futuro laboral.


Orientar adecuadamente resulta fundamental para facilitar las transiciones de las personas respecto a la educación y la formación, y para la movilidad dentro del mercado de trabajo.

El estudio destaca seis actividades de orientación profesional que los adolescentes pueden realizar en los institutos y que influyen positivamente en sus carreras laborales futuras: el autoconocimiento y la reflexión profesional; las charlas con profesionales de la orientación profesional; asistir a ferias de empleo; visitar empresas; realizar actividades para adquirir habilidades para solicitar un empleo y participar en programas ocupacionales de corto plazo o realizar Trabajos de jornada parcial.


EL AUTOCONOCIMIENTO:

Montserrat Oliveras, psicóloga y orientadora profesional, destaca lo de acompañar a los hijos en la aventura de construir su proyecto de vida y profesional. “De lo que se trata es de acompañar, no de escoger por ellos”, remarca esta experta. Y añade que, en el proceso de decisión, hay que tener en cuenta también el autoconocimiento –habilidades, competencias, personalidad, valores e intereses–, analizar la oferta formativa disponible y explorar el mercado laboral y las profesiones.


Oliveras destaca la importancia de conocerse a uno mismo. Que el joven o la joven definan su personalidad, los rasgos que les caracterizan, cuál es su carácter, y cómo su temperamento. Si predomina en ellos la alegría, la introversión, la honestidad o la tolerancia...

Otro aspecto a considerar son las habilidades y competencias: ¿Qué hace bien? ¿En qué destaca? Saber hablar en público, capacidad memorialística, capacidad para escuchar... Y los intereses: ¿Qué le gusta hacer? ¿Cuáles son sus preferencias? La literatura, la mecánica, la naturaleza, ayudar a las personas.... Con toda esta información se obtiene una radiografía de cómo es la persona y en qué tipo de profesión puede encajar.


Marta Sabadell, psicóloga y orientadora académica y profesional, también considera que hacer un buen proceso de introspección y conocerse a uno mismo es la base para tomar una buena decisión. “Los jóvenes deben preguntarse cómo son e identificar sus rasgos característicos: su personalidad, sus habilidades y competencias, sus valores ocupacionales y sus intereses o preferencias profesionales”.


LOS CONDICIONANTES:

En el proceso de toma de decisiones existen elementos que pueden interferir y condicionar la elección con mayor o menor intensidad. Hay que identificarlos y poder neutralizarlos. “Existen condicionantes familiares, como la simpatía o antipatía hacia las profesiones que realizan y conocen los miembros de cada casa, o los itinerarios que prioriza la familia”, explica Marta Sabadell, quien añade: “Los condicionantes personales o psicológicos, especialmente el de género y los sociales tienen mucha fuerza. Elegir en función de las modas, las series de televisión o los amigos también puede dar una visión sesgada de la realidad”.


Los jóvenes deben conocer su personalidad, valores, habilidades, competencias, intereses y preferencias laborales.


Fuente: https://www.lavanguardia.com/vida/20220315/8126209/orientar-estudiantes-influyeen-exito-laboral.html




13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Nuestras herramientas fueron diseñadas para la obtención de datos contundentes y relevantes, que luego son procesados en nuestro modelo e interpretados por profesionales de gran experiencia en gestión del talento.

Interpretamos
datos de personas
en 34 países

cubo flecha.png

.01

lineas blancas.png